Apuntes de un loco

Cuarto

La oscuridad habitaba en cada rincón de su cuerpo, después de tanto tiempo se acostumbró a ella y la tomo como parte de si, aunque nunca llegó a aceptarla del todo.

Sentía miedo del mundo, y el mundo sentía miedo de ella, eran desconocidos la una de la otra pues nunca llegaron a verse.

Pasó un tiempo, y empezó a comprender, empezó a tener conciencia, empezó a tener cuerpo, y por fin, empezó a tener luz propia, luz que la fue llenando y que un día la inundó por completo.


+Felicidades, ha tenido una niña preciosa.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: